martes, 7 de febrero de 2012

Callejeros -2- Antes y después

La abandonaron enfrente de casa {en el mismo sitio donde encontré ésta} junto al cubo de la basura. Lo cierto es que muy buena pinta no tenía, así que pasé de largo y me subí para casa, pero no lo pude remediar y le eché otro vistazo desde el balcón... y no la vi tan mal! Así que, rauda y veloz -y con unos buenos guantes , para que el churri no me riñera- bajé a por ella, la envolví en bolsas de basura y la trasladé al sitio de mis tuneos, donde ya pude examinarla con  todo detalle.




No es de madera maciza, pero el chapado (no estoy muy segura si se dice así) se trabaja mucho mejor que la melamina. No tengo el proceso en fotos, pero lo voy a contar porque hoy me ha escrito Ana -que tiene un montón de cosas para tunear- con algunas dudas, a ver si le puedo echar una mano (y todos los que queráis colaborar y aportar cosas, estáis bienvenidos, así que no dudéis en dejar vuestro comentario)

Limpieza. Esta la limpié a saco, con un detergente de esos ecológicos que luego quité con un trapo húmedo, porque la cogí de la calle, a saber de quien era y estaba sucísima, pero ¡ojo! con la limpieza. Normalmente a mi me gusta limpiarlos con alcohol de quemar (o del de limpieza que venden en el súper) porque creo que es mejor para la madera.Una señora muy maja del rastrillo benéfico me dijo que ella, ante los "muebles dudosos" les daba un buen restregón con volvone (que es amoníaco) y Ana me comenta que los va a limpiar con lejía. En estos dos últimos casos creo que es conveniente actuar con mucha precaución, porque tanto el amoníaco como la lejía son muy fuertes y pueden resultar tóxicos y el agua para la madera no es buena porque puede hincharse y si hay cajones y/o puertas puede que luego no cierren bien. Además, que luego vamos a lijar, así que limpieza sí (sobre todo las zonas internas que no vayan a ir pintadas), pero no "a lo loco".

Lijado y decapado. Si el mueble estaba pintado, la pintura está buena y vamos a pintar del mismo color o un color parecido o diferente (para darle un toque desgastado, por ejemplo) con lijar la superficie un poco para que la nueva pintura agarre, es suficiente.
Si la pintura está fatal, la quitamos con un decapante químico en gel (con cuidado porque es muy tóxico) {hablan maravillas del 5 aros de Mongay, que todavía no he probado}, con una pistola de calor (la pintura vieja se va genial, pero hay que tener cuidado de no "socarrar" la madera) o manualmente... a la "rica" lija!
Si en lugar de pintura, tenía barniz, pues parecido; hay un decapante más específico para barnices (Nitro) y si está barnizado con goma laca, con unas nanas y alcohol se irá bien.

Sorprendentemente no tenía carcoma, pero ahora le pongo anticarcomas a todo, y eso que me llevo por delante! Más vale prevenir.

Esta mesilla como iba a ir pintada y no es madera maciza, aunque la chapa es más "lijable" que la de melamina -que es bastante durilla-, simplemente la lijé un poco.

Arreglos. Si el mueble tiene algún desperfecto lo arreglamos con masilla {mis admiradas blogueras avanzadas, ponen piezas nuevas, cambian otras defectuosas... vamos hacen unas cosas maravillosas que me encantaría aprender porque lo de embadurnar de pintura, aún se me da, pero de ahí no paso...}

Imprimación. Como ya os conté con la cómoda, cada vez le doy más importancia a una buena imprimación (y más ahora que estoy con unas puertas que me están dando una guerra quepaqué) para que el resultado final sea satisfactorio, sobre todo si vamos a pintar de colores claros, así que no os pene dar dos capas (o incluso tres) de la imprimación que más os guste (acabo de comprar la de Bessier que me recomendó Lole, a ver qué tal, ya os contaré). Aquí tengo la mesilla espanzurrada imprimada con gesso.


Pintura. Podemos utilizar esmalte o pintura acrílica. Es tentador comprar las marcas más baratas, pero... cómo se nota una buena pintura!!!! Aunque reconozco que para determinadas cosas el esmalte al disolvente cubre muchísimo mejor, ya utilizo todo que se limpie con agua, aunque tenga que dar una capa más. En esmalte me gusta mucho el de Bruguer y la pintura acrílica la Americana está muy bien y tiene unos colores muy chulos, aunque he descubierto en otra tienda las de Folk Art que también tienen buena pinta y mejor precio. Con pinturas al agua, se utiliza un rodillo de color naranja (que no hay que cargar demasiado de pintura para evitar el efecto celulitis y tampoco apretar demasiado porque queda como a franjas que se ven al trasluz) y para esquinas (o para lo que quieras) un pincel o paletina suave, según te guste un acabado u otro. Lijamos suave entre mano y mano.

No recuerdo cuántas capas dí, creo que un par de negras (porque ese esmalte negro que tengo es malo con ganas y no hay quien lo termine) y un par de blancas (del esmate de Bruguer que os comentaba, que me sobró de unas puertas). Luego con lana de acero (o como lo hace Lole, con un estropajo de los verdes) desgastas la superficie por donde te parezca.




Acabado. Siempre acabo con cera, me gusta el resultado, el olor, y especialmente el tacto. Se da la cera, se deja secar y se saca brillo (con unas medias viejas se frota genial y sale un brillo -como lustre- muy majo). No suelo utilizar barniz, excepto en la cómoda porque tenía un bote y quería gastarlo, y no sabría ni cuál recomendar ni si da buen o mal resultado (me han comentado muchas veces que al final amarillean).

Y después de todo este rollo (Ana, espero que te sirva y sino, pregunta) este es el DESPUÉS






29 comentarios:

  1. Que envidia me da todo lo que encuentras por la calle, yo voy husmeando cuando paseo pero nunca he encontrao nada medio digno.
    Me encantan estos posts tan explicativos, se aprende mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que eso de la dignidad es muy relativo... porque esta mesilla muy digna no era... la cosa es transformar, si queda bien, genial y si queda mal, a la basura de nuevo, pero al menos hemos practicado y sabemos más para la vez siguiente.
      Gracias por tu visita!

      Eliminar
  2. La transformación es maravillosa! que placer tener el ojo para descubrir el potencial oculto de los objetos. Y, por su puesto, la habilidad de darle nueva vida!
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maru! Gracias por tu visita!

      Eliminar
  3. pues te ha quedado muy bien !!! y muy bien explicado , la verdad que en la basura se encuentran cosas que estan muy bien , aunque cada vez se tira menos , o al menos yo no encuentro nada ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que va a rachas, a mi también me pasa, o me encuentro un montón de cosas, o no veo nada de nada.
      Muchas gracias por venir!

      Eliminar
  4. Muchas gracias! cómo me ha gustado verme reflejada... lo de la lejía te lo comentaba porque una silla que me he encontrado tiene las patas "salpicadas" no quiero saber de qué, y casi prefiero darle una pasadita de estropajo y lejía, pero sin meterla bajo el chorro ni sumergirla, ni mucho menos.
    El brillo de la cera es similar al de la pintura tipo laca? te comento por correo lo que quiero hacer y te mando un ejemplo.

    Muchas gracias de nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas de nadas! Ahora te toca a tí... que así haremos un antes y un después con tu trabajo. Ánimo!!!

      Eliminar
  5. qué bien ha quedado, es curioso como una buena capa de pintura o esmalte puede cambiar por completo un mueble u objeto!

    Un saludo,
    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura! Pues sí, la pintura hace milagros!!!!
      Muchas gracias por tu visita!

      Eliminar
  6. Te ha quedado genial.las explicaciones y la entrada muy buenas.

    ResponderEliminar
  7. Yo ya veo pintado en la puerta un mensaje,o lleno de pos-it,(que para esto de mi alzheimer,viene genial)
    Una estupenda clase de restauración,te felicito
    Bss,Eli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eli! Yo también tengo que ir apuntando todo, jejeje.
      Calla, calla, que no tengo yo nivel para dar clases, solo comparto mi experiencia, por si a alguien le sirve.
      Muchas gracias por tu visita

      Eliminar
  8. Ay, que majo te ha quedado! el papel pintado es super molón (creo que "molón" se dejó de usar en los 80, pero bueno)!! Vaya explicacion mas detallada, no sabes cuanto se agradece. A veces se ponen los before & after sin explicar nada, como si fuera todo muy obvio, y no es así. Yo he aprendido unas cuantas cositas con lo que nos has contado. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sra. Tiburcio, qué bueno verte! Molón se sigue usando, faltaría más, no ves que es totalmente vintage????
      No es papel, son unos manteles individuales de polipropileno de ikea (http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/70151712/) que había comprado para otra cosa, pero luego me gustó más como le quedaba a la mesita.
      Aprendemos un@s de otr@s... esa es la magia de la red. (a ver si me paso a ver el huerto, que voy malamente de tiempo)
      Besos

      Eliminar
  9. Oye te ha quedado del 10, hubiera sido una pena dejarla morir en la calle, y la explicación fantastica. Opino igual que tu que los muebles cuanto menos se mojen mejor sobre todo los que llevan chapas por que pueden despegarse y deformarse. Yo lo de limpiar con lejía sólo, lo recomiendo para quemar maderas macizas a las que se les quiere dar un acabado muy lavado o en ocasiones puede servir para retirar restos de tinte, pero si no es bastante heavy.lo ideal es retirar los acabados con el disolvente propio y los decapantes dejarlos para los acabados al aceite y los poliuretanos en el caso de que se quiera dejar la madera limpia, para pintar no vale la pena intoxicarse, como bien dices una lijada y una buena imprimación.Yo estoy precticando mucho con la cuchilla de ebanista en el caso de barnices al alcohol en capas muy gruesas, salta con mucha facilidad y además desestresa mucho. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contigo si que se aprende... A ver si tengo algo más de tiempo y hago recopilación de tus consejos.
      Besos

      Eliminar
  10. cómo me gusta la gente que se explica bien! me ha encantado el post
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Qué bueno verte por aquí. Besos

      Eliminar
  11. Como siempre, el resultado espectacular. ¡Qué manos!
    Un abrazo
    Fran

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, tan amable!
      Muchos besos y cuídate mucho!

      Eliminar
  12. Jaa, jaa !! me ha encantando encontrartu blog, yo siempre digo que quiero ser "Chamarilera" pero imaginate lo que me oigo cada vez que lo digo. No sé ni desde cuando sufro este sindrome pero sé que casa día va a más y es algo que no puedo evitar. Tengo un almacén lleno de muebles y objetos...luego los resultados son espectaculares. Un día compartiré imagenes de mis obras maestras, jaa, jaa !!
    Enhorabuena y encantada de conocerte amiga Chamarilera !!


    Hoy en nuestro blog " Contrastes en Notting Hill"
    ijfortunoarquitectura.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz! Pues encantada de que me hayas encontrado y todavía más encantada de que compartas tus obras maestras el día que quieras, será genial. De chamarilera a chamarilera!
      Besos

      Eliminar
  13. Me encanta como te ha quedado.
    Y lo bien que lo has explicado.
    Acabo de conocer tu blog y me gusta!!!
    Bss,Carmen

    ResponderEliminar
  14. Hola Tocotón! LLevo unos cuantos días viendo tu blog y no solo me encanta porque aprendo muchísimo,sino que me divierto una barbaridad (hasta me río yo sola).En lo referente a este post. quería preguntarte si lo has pintado primero de negro,todo él,y después unas partes las pintaste de blanco y las lijaste un poco ,para darle ese aspecto como de gustaviano.
    Muchas gracias por tu blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marianhuet! Muchas gracias por tus piropos (sientan de maravilla!). La hice tal cual dices, la pinté toda de negro y luego le di un par de capas en blanco y lijé. Decirte que hay gente que utiliza el método de la vela, que consiste en una vez seca la capa oscura, le pasas una vela por las partes que quieras más desgastadas, de esta manera, al pintar la capa blanca, la pintura no agarrará y al lijar te quedará mejor la veladura. Otra cosa que también se hace es pintar la capa blanca a brochazos, que se note la brocha, así queda como "surco" y al lijar da como aspecto más envejecido y si luego le pones una cera con color o alguna pátina, esta entra en los surquillos y queda muy chulo también.
      Como me decía hoy Mamen, métodos hay muchos, la cosa es elegir el camino que a cada uno nos venga mejor.
      Un beso y espero seguir viéndote por aquí.

      Eliminar
    2. Muchas gracias,chica! Es que estoy renovando mis muebles y quería hacer algo así.Me has servido de mucha ayuda.Sigue así que yo te sigo,fijo!

      Eliminar
  15. Veo que sigues encontrando, transformando y compartiendo.
    Bien por ti!
    Buen ojo, buenas intenciones y mejores resultados.
    Un beso guapa.

    Voy a seguir fisgando

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...