miércoles, 28 de mayo de 2014

Con tela de saco

O no se si mejor decir oda a la tela de saco...

Porque es barata (5 €/metro), cunde que no veas, es apta para torpes porque desilachada queda como mejor, se cose rebién, de hecho es lo que nos daban en jardín de infancia {en mis tiempos parvulitos, que yo soy de la EGB} para aprender a dar puntadas {ahora que somos modernos diríamos que es para desarrollar la psicomotricidad fina} y además está súper de moda!!!!

¿Se puede pedir más a algo tan simple y austero?

Precisamente ese toque austero y rústico es el que buscaba cuando organizamos el bautizo de Candela en el pueblo. ¿A que quedó mona esta mesa?
























Pues está hecha con un tablero viejuno y peguntoso que forré con papel kraft y le grapé alrededor unas cortinas Lill de Ikea (que son uno de mis básicos preferidos) para que no se vieran los caballetes.
Para el banderín se necesita tela de saco, blondas de papel (que se encuentran en cualquier chino), cuerda fina y las letras que más te gusten, las imprimes, las recortas y las pegas. Es tan sencillo que no requiere más explicación, pero queda la mar de pintón.

Por la tarde tenía que ser el candy bar. Y lo fue, pero no como me lo imaginé y es que no di a basto con tanta cosa... 


[Un consejo que a mi me dieron y que no quise escuchar... Delegad!!! Porque sino ni disfrutas ni te queda como lo habías imaginado. Así que, aunque participes en los preparativos, deja que lo monte otro y disfruta de la fiesta!]

También hice unas bolsitas monísimas con un estupendo jabón dentro para darlo como recuerdo. La pena es que no tengo muchas fotos



Lo mejor fueron los medios rudimentarios que utilicé para estampar corazón; compré unos corazones de goma eva, lo pegué en el culo de un trofeo de karts que ganó el churri -es lo único contundente que encontré a mano-, lo unté en pintura blanca y hala!, a estampar (adjunto foto del cachivache en cuestión, que todavía ronda por ahí, con mil cosas pegadas, porque no tiene desperdicio)


Aprovechando tan maravilloso sello y que como ya os he dicho, me cundió la tela cosa mala, le hice un envoltorio a una botella para un regalo muy especial que tenía que hacer.


Cualquiera lo diría pero dentro va un champán francés de esos caros, carísimos que vienen con un estuche tan bonito como poco práctico, pero yo quería sorprender al receptor del regalo y lo conseguí -y además muy gratamente!-

Qué, os animáis con la tela de saco?


6 comentarios:

  1. jajajajajaja maja, me ha encantado tu apaño pa estampar los sellos jajajajajaja un trofeo pal ingenio te vamos a tener que dar a ti!!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy bien Tocotón, otro post, que subidón. Ala mucho ánimo que veo que estás en racha.
    La tela de saco me encanta, y la de cosas que puedes hacer con ella, te combina con todo, una gozada.
    Beso
    Pi

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el look tan rústico de la tela de saco. Tengo que hacer algún trabajito con ella.... Besos.

    ResponderEliminar
  4. Nunca la he utilizado pero el toque rústico que me tiene me atrae bastante.
    Que de ideas para preparar la celebración de un bautizo, siempre tan creativa y con tan buen gusto. Seguro que fue un día muy bonito y todo estaba bien rico.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Pero qué remonada de bolsita!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...