jueves, 25 de agosto de 2011

Cambiar los pomos de las puertas (paso a paso)

Hola de nuevo!

Lo prometido (aunque ya haga un tiempo de ello) es deuda, así que vamos a cambiar los pomos de estas puertas que laqué en blanco, que son las más sencillas que hay (y las más comunes...). El proceso es muy fácil y el resultado muy efectivo (las puertas parecen otras)

No todos los pomos o manillas nos van a servir, hay que fijarse bien en el grosor de la puerta, el agujero del anterior pomo, si antes teníamos pomos y ahora queremos manillas -y viceversa- (que no siempre se podrá hacer el cambio)... La elección es quizá uno de los pasos más complicados, sobre todo porque no son baratos, aunque a veces podemos encontrar auténticos chollos ¡¡¡¡¡¡Yo encontré los míos en una súper oferta de verano a tan solo 3 €!!!!!!!!



Compré para puertas de paso, para baños y con cerradura con llave (el precio era el mismo)

A por ello....Abrimos el paquete y nos encontramos con....


Y qué pieza pongo primero? Pues aunque parezca la más sencilla y que no tiene ningún misterio, ponemos esta placa que va en el marco de la puerta


Como veis no encaja con el hueco de la anterior placa, pero esto se arregla fácil, con masilla o símplemente pintándolo mejor (que es lo que debería haber hecho yo antes de hacer las fotos....). Lo importante es que esta pieza quede bien encajada porque es la responsable de que cierre bien la puerta (¿No os ha pasado que vas a cerrar la puerta pero no se cierra o se va abriendo poco a poco? Pues puede que sea porque esta placa está mal colocada).

Colocamos la pieza que lleva el pestillo y la atornillamos a la puerta



Aunque resulte una obviedad, hay que fijarse en la dirección en la que lo ponemos


Ahora le toca el turno a los pomos, que vienen tal que así y nos pueden despistar un poco


La parte que lleva el palito, va tal cual, pero la otra hay que desmontarla. Cogemos un destornillador fino y lo metemos dentro del agujerillo ese que se ve


Y voilà... tenemos tres piezas listas para colocar


Primero ponemos la parte del pomo con el palito que no se podía desmontar


Ponemos la pieza redonda por el otro lado y las atornillamos. Esto es lo más complicado de todo el proceso porque encontrar la guía por donde tiene que ir el tornillo requiere un poco de paciencia, pero no es nada "horroroso".


Pues ya casi, casi lo tenemos... Ponemos el embellecedor y encajamos el otro pomo (como vemos en la foto, el agujerrillo por el que hemos metido antes el destornillador tiene que encajar con el pequeño botón que vemos en el "palo", porque sino al abrir y cerrar, nos quedaríamos con el pomo en la mano!) 



y... trabajo terminado!




6 comentarios:

  1. tendré que leer tu post con mas detenimiento, cambiar los tiradores me parece complicadísimo!

    ResponderEliminar
  2. Que no mujer, que no es tan complicado (el primero, a lo mejor despista un poco, pero luego ya es coser y cantar).

    ResponderEliminar
  3. y qué hacemos con las visagras? si son de color dorado?? hay alguna posibidad de pintarlas o algo parecido?

    ResponderEliminar
  4. Me viene genial tu post, compre unos pomos hace un mes que se suponia que iva a poner mi novio pero a qué no sabeis, siguen donde yo los deje. Asi que he decidido que voy a intentarlo yo. No sé como quedara, pero no dicen que lo que cuenta es la intención. ¡¡Pues alla voy!!!
    GRACIASSSSS!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Caballero, saludos ante todo y espero que se encuentre muy bien! Gracias, de verdad muchas gracias, por mucho tiempo vi que esto era algo complicado y que sólo puede hacerlo un "profesional", pero gracias a éste post, ya se como cambiar cerraduras de puertas, mil gracias compañero.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...